Cata Maridaje de los Vinos de Huerta de Albalá

Feb 27, 2017 | Bodegas Mezquita, Córdoba, Enología, Restaurantes Córdoba, Otros

El pasado 12 de junio los compañeros de Bodegas Mezquita tuvimos el placer de recibir la visita de Andrés Soto, enólogo de la bodega, emplazada en Arcos de la Frontera, Huerta de Albalá.

Nuestro compañero Mateo Montaño nos cuenta su experiencia.

Bodegas-Mezquita-Cordoba-restaurante-tapas-huerta-albala

Para alguien como yo, un completo desconocedor del mundo del vino y la enología, fue una delicia disfrutar durante dos horas del conocimiento y experiencia que emanaba de la boca de Andrés Soto. En ese tiempo tuvimos la oportunidad de empaparnos de la sabiduría de Andrés y al mismo tiempo degustar tres vinos procedentes de las bodegas Huertas de Albalá y que podéis encontrar en nuestros restaurantes de Bodegas Mezquita.

En su discurso, Andrés nos descubrió varios de los secretos o claves para conseguir un vino de calidad y que acabe resultando un placer para el paladar. La primera de esas claves llevada a cabo por Huerta de Albalá es realizar la recogida de la uva, en una zona como la Sierra de Grazalema, donde durante el día se alcanzan temperaturas superiores a 30ºC, durante la noche, la temperatura desciende hasta los 15ºC y de este modo poder controlar la fermentación de la uva durante el proceso venidero.

La segunda clave que nos desveló y rompiendo con el tópico de “a mayor tiempo en barrica mayor calidad en el vino” fue la de que no es tan importante el tiempo en barrica como la calidad de ésta. En Huerta de Albalá utilizan barricas de madera de roble francés (barricas de madera de roble de grano fino y lento crecimiento tal y como las definió Andrés Soto), una madera de altísima calidad sobre la que el gobierno de Francia posee el monopolio. Andrés nos develó también que los vinos en Huerta de Albalá realizan 36 meses de crianza a la intemperie, para que de este modo las barricas y el vino en su interior absorban las características del ecosistema de la Sierra de Grazalema.

La tercera clave, especialmente cuando hablamos de vino tino, es la calidad del corcho. La mayor parte de la responsabilidad para que la calidad del vino no se deteriore desde el momento de su embotellado hasta el momento en el que se bebe recae sobre este pequeño elemento, el corcho.

En la segunda parte de la intervención del enólogo de Huerta de Albalá nos dispusimos a la degustación de los vinos Barbazul de la bodega, un blanco, un rosado y un tinto al alcance de cualquier bolsillo pero que no por ello exentos de los aromas y sabores característicos de un buen vino.

bodegas-mezquita-cordoba-restaurante-tapas-cena-maridaje

Comenzamos por Barbazul Blanco, un monovarietal realizado con uvas chardonnay al cien por cien. La chardonnay es una uva que está demostrando buenos resultados en la provincia de Arcos. En su cata a la vista posee un color amarillo pajizo pálido con reflejos verdosos. Muy limpio y brillante. En su cata en nariz resulta fragante y de elevada intensidad en la que destacan los aromas de flores blancas, melocotón, albaricoque, notas cítricas y agradables recuerdos de hierbas aromáticas. En boca es sabroso, chispeante, vivo, con una gran expresión de fruta, intenso y envolvente. Se trata de un vino fresco y agradable al paladar.

Seguimos por Barbazul Rosado, realizado con uvas de tipo syrah procedentes de sus viñas en la Sierra de Cádiz donde la bodega tiene unas espectaculares instalaciones en las que miman el vino a lo largo de su producción. A la vista posee un bonito color frambuesa, con leves reflejos violáceos al mismo tiempo que un color limpio y brillante. En nariz resulta limpio, de intensidad media-elevada con aromas florales de inicio, notas de frutas tropicales, frutos del bosque, matices cítricos y de hierbas aromáticas. En su cata en boca tiene buena entrada, fresca, chispeante y golosa. Recorrido ligero y sabroso con una buena carga frutal. Buena acidez, aromática y bien definida. Agradable final, de persistencia media. En definitiva un vino rosado envolvente y alegre.

Por último, terminamos con Barbazul Tinto Roble, considerado el “hermano menor” del conocido Taberner, con una acertada mezcla de uvas Tintilla de Rota, Syrah, Merlot y Cabernet Sauvignon, que consigue ser un vino terruño que transmite las cualidades del terreno del que procede. A la vista posee un color cereza picota intenso con tonalidades violáceas. Limpio y brillante, de capa media y con una fina lágrima. En nariz resaltan los aromas de fruta negra muy madura y licorosa junto con notas especiadas, dulces y picantes. Poco a poco aparecen agradables recuerdos de hierbas aromáticas, notas balsámicas y finos tostados. En boca, este vino de Cádiz, es fresco, elegante, con una buena carga de fruta, sedoso, una magnífica acidez, integrada, de las que incita al trago, y una sensación tánica suave y madura. Final largo con postgusto licoroso y notable persistencia.

Una experiencia muy gratificante y rodeados de amigos/as y compañeros donde disfrutamos y aprendimos a la vez.

Les queremos agradecer a nuestros amigos y blogueros gastronómicos Jesús Manrique y Ana Pineda los magníficos artículos que compartieron es sus blogs.

http://molletesyhambreymicerveza.com/2014/06/16/cata-maridaje-de-vinos-huerta-de-albala-en-bodegas-mezquita/

http://ana-lacocinikadeana.blogspot.com.es/2014/06/cena-maridaje-con-vinos-huerta-de_15.html

Bodegas Mezquita

El mejor Restaurante

Reserva en Bodegas Mezquita

Disfruta de nuestras tapas y platos de la carta de nuestras Tabernas Restaurantes, una selección de la cocina tradicional cordobesa, fusión de las tres culturas (cristiana, judía y árabe) y elaborados con productos de nuestra tierra: Aceite de oliva virgen extra, vino Montilla Moriles, Ibéricos del Valle de Los Pedroches…

En Bodegas Mezquita tenemos clientes y amigos. ¿Quieres ser nuestro amigo?
This is default text for notification bar