Degustando un pueblo con tradición. Descubriendo Añora.

Población sencilla de edificaciones austeras. Lugar de tradiciones y respetuosos con la naturaleza, con su Dehesa. Sabor a frutos rojos, bellota, frutos secos y sabor añejo.

Así es Añora, en el corazón del Valle de los Pedroches.

La población de Añora, que desde 1553 es un núcleo independiente, está conformada por viviendas austeras y sencillas con “fachadas a tiras” de ladrillos de granito con tiras blancas.

De sus 3 ermitas, la ermita de la Virgen de la Peña es de estilo barroco y  se encuentra en el punto más alto del pueblo desde el siglo XVIII.

En el suelo de la puerta principal se puede observar un mosaico hecho de piedras que representa un escudo con castillo coronado, leones rampantes y águilas bicéfalas. 

Además de su característica arquitectura puedes disfrutar de la naturaleza en el Parque San Martín, en el cerro del cuerno, un mirador natural rodeado de una dehesa.

En este abundan la flora (encinas, jaras, majuelo, romero…) y la fauna (cigüeñas, perdices, petirrojos, conejos, jabalís…).  Se pueden realizar rutas de senderismo y actividades como observación de aves, caza fotográfica, entre otras.

Lo más representativo de las dehesas de este valle son sus encinas centenarias, las cuales dan alimento a los cerdos que posteriormente generarán el delicioso jamón ibérico, fundamental en nuestra dieta mediterránea, además de otros productos como el chorizo o salchichón ibérico.  

Belloterra es una empresa localizada en Añora que respeta el medio ambiente aprovechando sus recursos de una forma sostenible, ofreciendo los mejores productos directos del campo a tu mesa.

Ha sido galardonada con muchos premios a lo largo de su historia, la “encina de oro” al mejor jamón ibérico de bellota de los pedroches por quinto año y el “great taste” en 2015.

Sus productos (jamón ibérico, chorizo, salchichón, caña de lomo) los obtiene tras un proceso tradicional en el que la maceración y/o curación de la carne es lo que permite obtener productos sabrosos y de calidad.

El jamón ibérico787ae9ec9023a82f5aa7e4c1a64f73cb_m es el resultado de un proceso de salazón de una pata de cerdo.

 Podemos disfrutar de este producto cortando directamente de la pieza, o accediendo a ella de forma fácil en finas lonchas. 

 

 

 

Para la elaboración del chorizo y del salchichón se utiliza carne magra, grasa y sal, añadiendo especias (ajo y pimentón primero; y pimienta negra, sal, cilantro y nuez moscada sec82cc4e14a1d2c8c8ffff9840d24b558_mgundo).

Para obtener el chorizo se pica la carne y se mezclan los ingredientes, dejando macerar durante 12 horas, a continuación se embute el producto resultante en tripa natural y se deja seca en bodega de 3 a 4 meses. 

 

 

 

Por otra parte, la carne destinada al salchichón se pica y se hierve, antes de dejarla macerar d184b7cb84d7b456c96a0bdfbbeaa5f14_murante 24 horas y, posteriormente, se deja reposar 40 días. Tras este periodo, se vuelve a cocer la carne junto con las especias y finalmente, tras embutir la carne en tripa natural, esta pasa un proceso de curación durante 3-4 meses. 

 

 

 

La carne utilizada para este embutido se extrae del lomo9caa2793658f3cc387f216157300b1ce_m del cerdo, la cual se cubre con sal y se deja un par de días reposando. Posteriormente se elimina la sal y se adoba con especias, dejando reposar de 2 a 4 días. Por último, se deja curar de 4-5 meses.

 

 

 

 

Bodegas Mezquita te transporta a través de la gastronomía a los distintos rincones de Córdoba.