FLORA, el festival internacional de las flores

Los innumerables encantos que ofrece la ciudad califal difícilmente encuentran parangón, ya que los monumentos, lugares, costumbres, junto con sus gentes, hacen de Córdoba una de las ciudades más ricas en cultura y vida. Y es que nuestra ciudad es reconocida culturalmente por la Mezquita-Catedral y la Fiesta de los Patios Cordobeses.

La UNESCO dio buena cuenta de la importancia de esta festividad, cuando en 2012 la declaró como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

¿Qué es FLORA?

FLORA

Para los aún no conocedores de este evento, se trata de una festividad que se celebra usualmente entre la segunda y tercera semana de mayo.

En estas fechas, Córdoba recibe a millones de visitantes que acuden a la ciudad con el exclusivo fin de asistir a tal espectáculo.La enorme repercusión del festival pasó este año a una dimensión superior, tras la creación de FLORA, el Festival Internacional de las Flores.

Este festival surge de la mano del empresario chino Jianping Fu, presidente de Hoteles Zuzai, que cayó arrebatado ante la exposición de colores y aromas. Con el objetivo de acercar esta maravilla a otros compatriotas creó FLORA, a medio camino entre un concurso y un festival para personas sensibles al frágil y efímero arte floral.

¿Cómo se desarrolló el festival?

En su primera edición, celebrada entre el 20 y el 29 de octubre de 2017, el festival acogió a artistas floristas de renombre internacional como Tomas De Bruyne, Isabel Marías, Patrick Nadeau, Natasha Lisitsa o Daniel Schultz. 

En pocos días elaboraron sus propuestas artísticas en un conjunto de patios cedidos por el Ayuntamiento de Córdoba, que llenaron de color y gente las calles de la ciudad. 

El Palacio de Viana, la Fundación Antonio Gala o el Museo Arqueológico son algunos de los lugares en los que FLORA dio la oportunidad de observar la reinterpretación cultural y artística,  “un diálogo amable entre tradición e innovación”.

Se calcula que en torno a unas 300.000 personas disfrutaron de este efímero y maravilloso espectáculo de naturaleza, lo que casi garantiza la existencia de ediciones posteriores, una nueva posibilidad de asistir para quienes no pudieron acercarse a los patios cordobeses en esas fechas el pasado año.

Desde Bodegas Mezquita estamos muy orgullosos del éxito que ha cosechado este festival y que ha servido para promocionar una ciudad tan bonita y única como la nuestra.