En la ribera del Guadalquivir se encuentra la ciudad que supo ser una de las más prósperas y habitadas de todo el mundo. La majestuosa Córdoba.

Durante más de mil años, caminaron por sus calles diferentes civilizaciones que le otorgan hoy el apodo de “Ciudad de las Tres Culturas”. Su increíble arquitectura y la exquisita gastronomía exhiben orgullosamente esta herencia milenaria.

Un año más, es uno de los destinos más elegidos para visitar durante el invierno en toda la península ibérica. Y ésto no se debe solamente a la baja estacional de los precios de los hospedajes y a las promociones de los medios de transporte. Sino por la suavidad de su clima, la cantidad de días soleados y a que “La Ciudad de las Mil y Una Noches” cobra un encanto especial durante esta época.

A continuación podrás ver una serie de actividades que te dibujarán una sonrisa el día que recuerdes tu visita.

Camina a través del Puente Romano

Con más de 20 siglos de antigüedad sigue siendo la forma de llegar al centro de la ciudad de Córdoba desde el Sur. Al atravesar sus 331 metros es fácil ponerse en los piés de un soldado romano y revivir esas épocas.

Esta construcción en forma de arcos que atraviesa el río Guadalquivir posee una arquitectura tan característica que hasta sirvió de escenario para rodar secuencias de la popular serie “Juego de Tronos”.

Sorpréndete con el Templo Romano

Construído en el siglo I casi íntegramente de mármol, es una de las mejores visitas a realizar en la ciudad si te gusta la historia. Algunas de sus columnas aún están en pié y puedes ver muchos de sus fragmentos dentro del Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba.

Sumérgete en la historia frente al Triunfo de San Rafael

El origen se sitúa en el siglo XVII, cuando la ciudad sufría una epidemia de peste. Según la historia popular, San Rafael se apareció en los sueños del padre Andrés de las Roelas para hacerle saber que él liberaría a Córdoba de su sufrimiento.

La epidemia comenzó a remitir mientras las apariciones se multiplicaban por toda la ciudad. Es por eso que los cordobeses son fieles seguidores del arcángel y éste tiene su merecido monumento en la Puerta del Puente, que fué construído tiempo después.

Visita el Alcázar de los Reyes Cristianos

Esta construcción de carácter militar fué declarada Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco en 1994. Sirvió en sus principios como residencia del gobernador visigodo y luego como Alcázar andalusí, hasta que en 1328 el Monarca Alfonso XI de Castilla ordenó su restauración tras años de abandono. Por estos motivos es fácil entender cómo las diferentes culturas que habitaron la ciudad dejaron sus huellas plasmadas en este fuerte.

Desde el año 2011 se celebran las Noches Mágicas en el Alcázar. Un espectáculo que repasa la historia del lugar con una increíble puesta en escena.

Recorre los patios cordobeses

Patios de Córdoba

Dispersos por diferentes barrios de la ciudad, son un elemento tan característico de la que desde el año 1921 dieron lugar al famoso Festival de los Patios Cordobeses. 

Estos adornados y pintorescos patios de la antigua capital de al-Andalus fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por Unesco en 2012, lo que escaló aún más la cantidad de visitas que reciben cada año.

Durante el invierno, los geranios y las gitanillas le dan un colorido asombroso y los convierte en una verdadera postal navideña.

Escapa al invierno dentro de un baño árabe

Esta popular costumbre dentro del mundo árabe tiene sus espacios dentro de la ciudad, y pueden ser una buena idea para olvidarse del frío invierno por unos minutos.

Con baños calientes, fríos y aromaterapia, seguramente recuperarás energías para seguir el recorrido. Falta poco y lo mejor está por venir.

La Mezquita-Catedral, infaltable.

Es el sitio de interés turístico número uno de Europa según el ranking de TripAdvisor. En 2018 la visitaron casi dos millones de personas, lo que la convierte en uno de los monumentos más visitados de España.

Es la construcción más importante de todo el Occidente Islámico. En su historial de creación y posteriores modificaciones se puede resumir el estilo omeya, gótico, renacentista y barroco.

Por supuesto, todos estos factores la convierten en una visita obligada. Sus 23.400 metros cuadrados te dejarán en condiciones de disfrutar otro de los motivos que enorgullecen a la ciudad.

La gastronomía cordobesa

Gastronomía de Córdoba

Crujientes flamenquines, un jugoso guiso de rabo de toro con la compañía del exquisito vino de Montilla-Moriles, son algunas de las opciones que pueden hacerte viajar en el tiempo una vez sentado en las típicas tabernas o restaurantes del barrio de la Judería, a los piés de la Mezquita-Catedral.

La “Ciudad de las Tres Culturas” posee tanta historia dentro de sus cocinas como en sus monumentos. Los platos típicos son la forma más exquisita de llevarte el recuerdo de un legado de más de mil años.

Para conocer los platos más representativos de Córdoba lee “5 Platos típicos de Córdoba que debes probar si visitas la ciudad”.

Pero como estamos en navidades, nuestra recomendación más especial es que celebres nochevieja disfrutando de la calidad, ambiente y atención que un acontecimiento tan especial merece. O sea, en cualquiera de nuestros restaurantes-taberna Bodegas Mezquita. 

Ya sea familia o amigos, sorpréndelos con nuestro menú especial para este acontecimiento. Puedes comenzar a saborearlo aquí.

Entonces, para las fiestas navideñas en Córdoba, sobran los motivos.

La belleza de la ciudad andaluza se manifiesta por doquier y durante todas las estaciones del año. Por eso, estas navidades déjate embrujar por el encanto de sus calles y la calidez de su gente. Disfruta de unas navidades placenteras en cualquiera de nuestros restaurantes-taberna Bodegas Mezquita.

BM Céspedes (ver mapa).

BM Cruz del Rastro (ver mapa).

BM Corregidor  (ver mapa).

BM Ribera (ver mapa).

OBA Tapas & Shop (ver mapa).

Si quieres realizar una consulta o reservar una mesa, visita nuestra web www.bodegasmezquita.com