La provincia de Córdoba, con sus más de 13 000 km2, atesora un gran número de localidades cuyos valores y herencia histórica merecen un recorrido. A tan sólo 22 Kilómetros de la capital, se alza una majestuosa fortaleza que nos lleva a conocer Almodóvar del Río.

Este pequeño municipio, de apenas 8 000 habitantes, ha atestiguado la presencia de multitud de generaciones y civilizaciones. Desde época prerromana, ha pasado por ser parte del vasto imperio romano y, posteriormente, un enclave fundamental en época musulmana. Durante estas etapas, las diferentes culturas dejaron su huella. Lo hicieron a través de construcciones como los acueductos subterráneos del Cortijo Nuevo y Fuenreal (de época romana). Pero hay que destacar una construcción que simboliza el patrimonio e identidad de esta localidad. hablamos del Castillo de Almodóvar. Este castillo yace sobre una colina a 252 metros de altura, junto al río Guadalquivir.

Alrededor del año 740, ya en época musulmana, se construyó sobre el cerro que acuna la ciudad una gran fortaleza, que asentaba sus cimientos en un antiguo castrum romano con múltiples huellas cristianas y musulmanas. Su privilegiada localización y sus imponentes muros hacían de esta construcción un fortín inexpugnable. Le dio cobijo durante la Edad Media al príncipe árabe Al´del Malik Ben Qatan. Años más tarde, acobijó a Abderramán I.

De este castillo cabe destacar su imponente construcción defensiva con nueve torres. Las más importantes son la del Homenaje y la de la Escuela, situadas una frente a la otra. Además cobra gran relevancia su patio de armas y su jardín dividido en cinco zonas (zona de Alta Montaña, zona Mediterránea, zona Tropical y zona Floral). También hay que mencionar las murallas, los aljibes, las mazmorras, el armero del rey e incluso el vestidor del rey.

En la actualidad, el castillo se ha convertido en el principal atractivo turístico de esta localidad. Sus visitas han aumnetado especialmente desde que la famosa serie de televisión “Juego de Tronos” rodase en 2016 algunos capítulos pertenecientes a su séptima temporada. Se convierte así en otro de los parajes cordobeses que han inspirado los escenarios de la serie, junto con el ilustre puente romano de Córdoba.

Además de este, Almodóvar del Río encierra también un gran atractivo turístico en museos y exposiciones. Un ejemplo es la colección etnológica. Se trata de una exposición única de más de 4 000 piezas referentes a los siglos XVIII, XIX y XX de maquinarias que llamarán mucho la atención. También nos encontramos la exposición de máquinas de coser y carteles de toros. Aquí podemos encontrar más de 200 tipos de máquinas de coser de 10 nacionalidades diferentes. Además, cuenta con más de 500 carteles taurinos de 1887 a 1970.

Es de destacar también la exposición de taxidermia, el arte de curtir y modelar la figura de los animales. Nos hará disfrutar tanto de animales africanos de caza mayor o menor, como de la figura taurina.

El taller de exposición de escultura de José Manuel Herrera que moldea bloques de piedra caliza y arenisca, y de mármol y barro con unos resultados que impresionan. También cuenta con el taller del mosaico Ángel Vargas, un gran artista capaz de construir auténticas maravillas en sus mosaicos.

Por supuesto, también merece una atención especial su gastronomía en la que destaca la receta de la mazamorra. Se trata de una sopa fría, similar al salmorejo. Está hecha a partir de pan, almendras crudas, ajo, aceite de oliva, sal y vinagre. Suele acompañarse de huevo duro y aceitunas negras en la guarnición.

Esta y muchas otras recetas pertenecientes a la rica gastronomía cordobesa forman parte de las cartas de nuestros restaurantes, animaros y disfrutad de la tradición y los sabores de la tierra con Bodegas Mezquita.