La Cata del vino de Córdoba es un evento anual que se celebra desde 1983 en la ciudad. Su finalidad es la promoción de la denominación de origen Montilla-Moriles.

Tradicionalmente, formaba parte del calendario festivo de mayo, junto a las Cruces, patios y Feria de Nuestra Señora de la Salud. Ante la abundancia de fiestas en mayo, el Consistorio decidió trasladarla a abril, siendo en 2012 la primera vez que se celebra en este mes, entre los días 18 y 22 de abril.

Promocionada por el Consejo Regulador de Montilla-Moriles, participan en ella más decena de bodegas que organizan entre otras actividades, catas dirigidas para aprender a degustar estos vinos. El evento se ameniza con la música típica en las fiestas cordobesas: sevillanas, rumbas… lo que, junto a la posibilidad de probar los diferentes vinos y tapas, hace que sea una fiesta muy popular.

Como cada año, la Cata del Vino Montilla-Moriles da el pistoletazo de salida a la primavera en Córdoba. Al sur de la capital cordobesa, zona vinícola a unos 50 kilómetros, proceden los prestigiosos vinos que bajo la Denominación de Origen Montilla-Moriles son conocidos en toda España.

Organizada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla-Moriles, la pasada edición de la Cata del Vino estuvo dedicada al 400 aniversario de la muerte del Inca Garcilaso y al 75 aniversario de la fundación del Diario Córdoba. Este año, contó con la participación de un total de 27 bodegas y lagares y 11 tabernas y restaurantes.

 

Entre los principales vinos destacan el Fino, Amontillado, Oloroso, Cream, Pedro Ximénez, Blanco joven y los vinos ecológicos. Son criados en botas o toneles hechos de roble americano bajo el llamado velo de flor, una densa capa de levadura que flota en la superficie de la bota y que le da ese sabor tan característico de los vinos Montilla-Moriles.

 

En Bodegas Mezquita contamos con la denominación Montilla-Moriles, para los amantes de estos magníficos caldos le invitamos que se pasen por nuestras tabernas y tienda gourmet.

Bodegas Mezquita