Todo el mundo habla de las denominaciones de origen pero, ¿qué significa que un producto tiene denominación de origen?

La definición de la ley que las regula dice que es un tipo de indicación geográfica aplicada a un producto agrícola o alimenticio cuya calidad o características se deben fundamental y exclusivamente al medio geográfico en el que se produce, transforma y elabora.

Esto significa que los productos con denominación de origen son especiales por el lugar donde son producidos o fabricados y esta distinción los diferencia de otros productos creados en zonas que no son de la misma calidad y pueden querer aprovecharse del nombre que se ha creado con los originales.

Por parte de los productores se establece el compromiso de mantener la calidad lo más alta posible y a mantener también ciertos usos tradicionales en la producción.

En la provincia de Córdoba poseemos unas condiciones geográficas que nos permiten que algunos productos sean únicos, por ello contamos con denominaciones de origen en aceite de oliva, vino y jamón ibérico.

Con respecto al aceite de oliva han sido otorgadas cuatro denominaciones de origen a diferentes municipios de la provincia de Córdoba. Estas son:

Denominación de Origen de Baena: Dieciocho almazaras producen aceites bajo esta denominación. Son aceites afrutados y muy aromáticos. La principal variedad de aceituna es la picuda pero también se producen otras variedades como Lechín, Chorúa, Pajarero, Hojiblanca y Picual.

Denominación de Origen de Priego de Córdoba: La excepcional calidad del aceite virgen extra de esta comarca es general y ampliamente reconocida, no solo en la actualidad, sino a través de la historia ya que son producidos en el Parque Natural de la Sierra de la Subbética.

Denominación de Origen de Montoro-Adamuz: Estos aceites se elaboran con aceitunas procedentes de las variedades Picual, Nevadillo blanco, Nevadillo negro, Lechín, Picudo y Carrasqueño. Son de gran personalidad, muy afrutados y con mucho cuerpo, su amargor es su característica más acentuada.

Denominación de Origen protegida “Aceite de Lucena”: Es obtenido del fruto “de vuelo” de los olivos de la variedad Hojiblanca como variedad principal, también conocida como Lucentina y de otras variedades secundarias aceptadas: Arbequina, Picual, Lechín, Tempranilla, Ocal, Campanil y Chorrúo.

Por otro lado, tenemos el vino fruto de la tradición y de la calidad cordobesa; la Denominación de Origen Montilla-Moriles, se extiende por todo el sur de la provincia de Córdoba, cultivándose diferentes variedades de uva entre las que destacan Airén, Moscatel, Pedro Ximénez, Torrontés y Baladí, que dan lugar a vinos Finos, Dulces, Amontillados… Un amplio abanico de sabores y olores que invitan a ser degustados.

Por último, los productos derivados del cerdo ibérico han estado desde siempre ligados a la dehesa de Sierra Morena, al norte de la provincia de Córdoba. La calidad de estos productos queda refrendada por cuatro factores básicos: la raza, la edad avanzada, la crianza en libertad y en continuo movimiento, y finalmente la alimentación exclusivamente a base de bellota y hierba. Estas condiciones nos llevan a la Denominación de Origen de Los Pedroches.

En Bodegas Mezquita utilizamos los mejores productos de la tierra en nuestros platos, que además puedes adquirir en nuestra Tienda Gourmet.