El mejor complemento de todas tus comidas.

Sabor especiado, a berenjenas, a pimientos. Pequeño pero nutritivo. Para tapear, en cualquier mesa andaluza, al medio día o como acompañante de una cerveza.

 

Del fruto de nuestros maravillosos olivos, árboles robustos de clima mediterráneo, se derivan el “oro líquido” (aceite de oliva) y las aceitunas de mesa.  Ambos muy  presentes en la comida mediterránea.

La aceituna (palabra de origen árabe), es alta en minerales y vitamina C. Este alimento nutritivo era consumido por los trabajadores del campo debido a la facilidad de su transporte y su conservación.

Del fruto en crudo a las aceitunas de mesa se debe de tratar el producto para eliminar su amargor característico.

Desde el siglo I a.C. se sigue un proceso de cocción y lavado del fruto, posteriormente se trata en salmuera y se fermenta.

El curado en salmuera consiste en disoluciones de sal comestibles en agua y/o azúcar, vinagre, aceite y especias.

Algunas aceitunas siguen un proceso de oxidación (las aceitunas verdes y de color cambiante). De deshidratación del fruto se realiza mediante sal seca. O aderezo/cocido  por el cual se trata la aceituna con lejía alcalina.

Tras estos tratamientos, el fruto se deshuesa y rellena o se trocea (creando aceitunas seccionadas o partidas) y por último se aliñan y envasan en salmuera.

A este líquido de conserva se le pueden añadir vegetales, ajo, especias (oréganos, pimiento, tomillo…) zanahoria, vinagre de vino.

Ciclo de maduración

Dependiendo del tipo de aceituna y el sabor que se le quiera proporcionar se recogerá en determinada etapa de su ciclo de maduración:

  • Las aceitunas verdes, preparadas en España desde el siglo XIX. Se recogen a comienzo de su maduración. Son frutos  firmes y resistentes.
  • Las aceitunas ennegrecidas por oxidación similar a las anteriores. Pero estas, se oxidan y se ennegrecen tras su tratamiento en salmuera.  
  • Las aceitunas de color cambiante se recogen durante su maduración y normalmente se aderezan con especias.
  • Las aceitunas negras son aceitunas maduras, mayormente utilizadas para complementar pizzas o ensaladas. Tienen menos sabor que las anteriores.

Variedades

Alguna de las variedades de aceituna de mesa pueden ser:

  • Gordal: la más conocida, normalmente  se presenta sin aderezar  
  • Manzanilla: normalmente se presenta encurtida, puesto que es muy redonda y carnosa con un hueso pequeño fácil de extraer.
  • Otras como la Hojiblanca, Cacereña, Cordobí o Arbequina se suelen presentar aderezadas con especias, ajos o pimientos en salmuera. Son de menor tamaño y con un hueso más grande.

 

Ya sean partidas o con aliño a berenjena o especias, las aceitunas de mesa serán tus grandes aliadas para complacer a tus invitados o para acompañar con los aperitivos.

Si te has quedado con ganas de probar un trocito de nuestra tierra, en nuestra tienda te ofrecemos las aceitunas secreto de la abuela de Alcoliva S.L. y Aceitunas verdes manzanilla.

 

Bodegas Mezquita con los mejores productos cordobeses.