Hoy os queremos dejar otro postre muy sencillo de hacer y que os encantará, se trata del Tocino de Cielo. Este postre celestial es muy típico de Andalucía y sitúa su origen en Jerez de la Frontera (Cádiz) hace más de 500 años.

Para clarificar el vino fino de jerez eran necesarias las claras de huevos y los bodegueros donaban las yemas sobrantes a los conventos de monjas. Las monjas del Convento de Espíritu Santo de Jerez de la Frontera reutilizaron estas yemas para crear este delicioso postre.

A continuación os dejamos los ingredientes para prepararlo:

  • 500 gr Azúcar
  • 500 ml Agua
  • Yemas de huevo
  • 1 huevo entero
  • Azúcar caramelo
  • Canela

Preparación:

  • Para el caramelo

Ponemos el azúcar en un cazo a fuego lento y removemos constantemente. Cuando el azúcar empiece a coger un color dorado, retiramos del fuego, añadimos una cucharada de agua, mezclamos y dejamos reposar.

  • Para el almíbar

Ponemos azúcar y agua en un cazo a fuego medio, removemos constantemente hasta conseguir que el azúcar quede denso (aproximadamente 15 minutos). Lo retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Mientras tanto, batimos las yemas y el huevo y sobre esta mezcla vamos añadiendo poco a poco el almíbar, siempre sin dejar de batir. En un molde, repartimos el caramelo hecho anteriormente y con cuidado vamos vertiendo la mezcla.

Ponemos al baño maría entre 35-40 minutos y cuando esté la parte de arriba tostadita retiramos y dejamos enfriar durante un día en el frigorífico.

Por último, lo acompañamos con helado de turrón.

 

Desde Bodegas Mezquita esperamos que os guste esta receta de uno de los postres más emblemáticos de la repostería Andaluza. ¡Y a cocinar!