La tarta de queso es un clásico que todo el mundo conoce, pero no hay una sola tarta de queso, sino que hay muchos tipos, casi tantos como quesos. El origen de la tarta de queso suele situarse en Grecia, por el año 776 a.C. y, según los escritos, la comían los atletas que participaban de los antiguos juegos olímpicos. Hay otras teorías que explican que esta tarta no llegó a nacer hasta que lo hizo el propio queso, cuando un pastor de Asia Menor que viajaba por el desierto vio cómo la leche que transportaba en un saco hecho de estómago de cabra se transformó en una pasta.

En el caso de requesón su historia es aún más curiosa, pues este queso, a menudo confundido con el queso fresco, ni siquiera es un queso en sí mismo. En realidad es un producto lácteo elaborado a partir de la ebullición del suero de leche que sobra de la elaboración de otros quesos de pasta blanca. Dicho suero se calienta y como resultado se obtiene una capa blanquecina que, una vez escurrida, da lugar al requesón.

Sea cual sea el origen de este manjar, en Bodegas Mezquita nos gusta combinarlo con los mejores productos naturales de nuestra tierra, como son la miel y nuestros imprescindibles naranjos, de los que utilizamos tanto la fruta como la flor, de la que se obtiene el agua de azahar.

Sin más preámbulos vamos a presentaros nuestra riquísima receta de tarta de requesón con miel y azahar, para que no dejéis de disfrutar con este delicioso postre.

Ingredientes:

  • 600 g de requesón
  • 250 g de nata para cocinar 15 % M. G.
  • 250 g de huevo líquido pasteurizado
  • 200 g de azúcar
  • Ralladura de naranja y limón
  • 40 g de miel
  • 20 g de gelatina
  • 5 ml de agua de azahar
  • 60 ml de zumo de naranja
  • 15 ml de agua
  • Plancha de bizcocho

Elaboración:

  • Mezclamos el requesón, la nata, el huevo líquido, el azúcar, la gelatina y las ralladuras de limón y de naranja, y las dejamos homogenizar en la Termomix a 90ºC.
  • Mezclamos el agua de azahar, el zumo de naranja, la miel y el agua hasta formar un almíbar con el que regamos la plancha de bizcocho.
  • Montamos encima la crema elaborada por la Termomix.
  • Decoramos con ralladuras de limón y de naranja, gajos de naranja y miel.

Esperamos que esta receta os guste tanto como a nosotros. Desde Bodegas Mezquita solo nos queda deciros ¡buen provecho!