Si algo caracteriza a Córdoba es su riqueza cultural.

El paso de los años y de las distintas civilizaciones que han habitado nuestras calles nos han dejado un legado arquitectónico, cultural y gastronómico muy rico.

Las influencias judías (sefardí), árabes (mozárabe) y cristianas aún hoy se notan en los platos y postres más típicos de la provincia.

Ya que en Córdoba, como España en general, se goza de la gastronomía mediterránea, patrimonio cultural inmaterial por la UNESCO.

Es una de las dietas más saludables y equilibradas del planeta. Por la variedad de productos que utiliza y por los productos que la conforman que son ricos en nutrientes.

Quizá el producto más apreciado es el aceite de oliva. Siendo Italia y España los mayores productores.

Además, muchos platos españoles no serían lo mismo sin el aceite de oliva virgen extra.

En Córdoba contamos con 4 Denominaciones de origen:  Baena, Priego de Córdoba, Montoro-Adamuz y Lucena.

Está presente en casi todos los platos, desde las ensaladas hasta las carnes, pastas, tortilla de patatas o incluso en los fritos como los flamenquines o las berenjenas con miel.

En la comida española está muy presente el ajo, la cebolla, las patatas y el tomate. Además de la carne de cerdo, el conejo y la liebre.  Y en la costa las sardinas y los boquerones.

La mayor parte de la gastronomía cordobesa presenta ancestros similares en antiguas recetas de la cultura romana o musulmana.

Por ejemplo, los transportaba el vino en ánforas por todo el mediterráneo. Este se convirtió en un producto muy preciado.

Hoy en día, en España existen varias denominaciones de origen como las de: Rioja y Ribera para vinos tintos elaborados en el Norte. Jerez-Xérès-Sherry (Cádiz) y Montilla-Moriles (Córdoba) para vinos generosos.

Durante la época de dominación árabe se importaron, entre otras cosas como los naranjos, recetas de dulces a base de miel, almendra y frutos como el higo.

No obstante, algunos productos básicos en la gastronomía española, como los tomates o las patatas fueron exportados de América durante la dominación del Imperio Español.

Por otro lado, los aperitivos al medio día, antes de la comida, fue una costumbre adoptada de la cultura judía. Y otros platos como las berenjenas fritas y los dulces sefardís.

Aquí os dejamos con una relación de productos que conforman la gastronomía mediterránea y platos cordobeses que los contienen, os dejamos también algunas recetas adjuntas por si queréis preparar estos en casa:

Productos en la gastronomía mediterránea Platos de Córdoba
Aceite de oliva
Aceitunas Aceitunas con berenjenas
Verduras: ajo, cebolla, patatas, tomate Salmorejo cordobés (ajo, tomate, aceite, pan…) Gazpacho

Patatas bravas

Frutas: cítricos (limón, naranja, mandarina), higos Mermelada de naranja amarga
Carnes:  cerdo, conejo, liebre, ternera (albóndigas mozarabes Flamenquín de jamón serrano

Rabo de toro (cocinado con vino oloroso)

Caldereta de cordero

 

Pescados: atún, sardinas Boquerones en vinagre

 

Vino tinto, blanco, generosos. Roscos de vino (PX)

 

Hierbas y especias (tomillo, romero) Presente en quesos y aderezos de ensaladas y algunos platos.
Harinas (pan y dulces) Pastel cordobés (hojaldre*)

Pestiños

 

Por todo esto, y por la gran variedad de productos que conforman nuestra gastronomía, la mediterránea, queríamos compartir con vosotros la importancia histórica de nuestros productos.

 

Bodegas mezquita, con lo mejor de la gastronomía mediterránea.